Definición.

El concepto de salud abarca todo el conjunto de habilidades relacionadas con el mantenimiento de la salud de uno mismo. Esto significa que el individuo ha de ser capaz de:

  - alimentarse de forma saludable,
- reconocer cuándo se está enfermo,
- hacerse chequeos médicos y dentales regulares,
- prevenir accidentes,
- poner en práctica sencillas nociones de primeros auxilios y mantener relaciones sexuales sin riesgos,
- seguir las normas de utilización de espacios públicos,
- utilizar cinturón de seguridad,
- cruzar adecuadamente las calles,
- saber cómo interactuar con desconocidos,
- pedir ayuda en situaciones de peligro.
(A.A.M.R. 1999)

La percepción de la salud no se limita al diagnóstico de un especialista acerca del estado de un determinado órgano, sino que abarca también el estado anímico o psíquico de la persona.

Con relación a la percepción de la salud, la vivienda abarca dos aspectos: la propia salud y la seguridad en el hogar. En lo referente a la salud se trata de saber detectar los síntomas, prevenir, tratar y hacer el seguimiento adecuado de cualquier patología, así como buscar los recursos sanitarios necesarios. En cuanto a la seguridad, se trata de que la persona identifique y resuelva las principales situaciones de peligro que puedan darse.

Buenas prácticas.

1. Tener una vida sana: Incorporación de hábitos saludables, controles sanitarios y actividad física (bienestar físico). Para conseguirlo, es preciso:

Realizar controles de peso, analítica y presión arterial.
Detectar los síntomas de las enfermedades más frecuentes.
Prevenir el uso de sustancias nocivas para el organismo.
Realizar actividades de ocio que impliquen ejercicio físico.

2. Preparar una buena dieta: Mantenimiento de una dieta variada y adecuada (bienestar físico). Para conseguirlo, es preciso:

Conocer y aplicar diferentes tipos de dietas.
Controlar el aporte calórico, preparar la comida.
Controlar la caducidad de los alimentos.
Mostrar unas condiciones de higiene adecuadas.

3. Vivir con seguridad. Para conseguirlo, es preciso:

Conocer y ensayar los planes de emergencia.
Tomar las precauciones necesarias en el uso de herramientas y apartados del hogar.
Tener conocimiento básico para cubrir pequeños auxilios.

4. Medicarse adecuadamente: Informar de los cambios de medicación y ser autónomo en la administración de la medicación.

5. Tener consciencia de la salud: Para conseguirlo, es preciso:

Preguntar las dudas sobre el propio estado de salud.
Explicar el propio estado de salud.
Consultar con los especialistas para conocer el alcance de las patologías.
Adoptar medidas ante la enfermedad así como la propia prevención.
Buscar y reconocer información sobre la salud para mejorarla.

6. Confiar en el servicio: Confianza en el hogar en situaciones de enfermedad o convalecencia (bienestar emocional). Para conseguirlo, es preciso:

Confiar en la compañía durante el transcurso de la enfermedad.

7. Tener una educación afectiva-sexual: Para conseguirlo, es preciso:

Protegerse de abusos sexuales mediante la integración en ambientes seguros.
Respetar toda inclinación sexual.
Tener confianza para poder expresar dudas y experiencias.
Informarse sobre las precauciones y problemas derivados de enfermedades de transmisión sexual.
Pedir asesoramiento.

8. Afrontar y resolver los peligros: Para conseguirlo, es preciso:

Identificar los lugares y horas donde existe mayor inseguridad ciudadana.
Tener conocimiento de las normas de seguridad vial.
Prevenir el contagio de enfermedades.
Saber pedir ayuda en situaciones de peligro.
Saber discriminar productos tóxicos.

9. Disponer de una buena atención médica: Conocer y poner en práctica el derecho a la salud y la seguridad.

volver

1.Calidad de vida en los entornos de la vivienda.
2.Habilidades adaptativas en el hogar
2.1.
Habilidades adaptativas
2.2.
Vida en el hogar.
2.3.
Cuidado personal.
2.4.
Salud y seguridad.
2.5.
Ocio.
2.6.
Utilización de la comunidad.
2.7.
Comunicación.
2.8.
Habilidades sociales.
2.9.
Autorregulación.
2.10.
Trabajo.
2.11.
Habilidades académicas funcionales.

 


Inicio Quiénes somosInscríbete ContactaMapa
Down21.org es una Fundación sin ánimo de lucro, apoya nuestra causa
Registro de Fundaciones 28/1175-G-82737024