Importancia de las relaciones interpersonales - ¿Cómo puedo ayudar?


¿Cómo puedo ayudar?

Existe una secuencia de pasos que resulta sumamente útil para ayudar al niño, joven o adulto con síndrome de Down a analizar, manejar y resolver una situación problemática en el ámbito de las relaciones interpersonales: un enfado con un amigo, un problema disciplinario en el aula, una conducta inapropiada ante terceros, sentirse molestado por los compañeros, etc. Estos pasos son los siguientes:

Definición del problema

Presentación del problema y ayuda al niño, joven o adulto para definirlo.
Ayuda para que la persona se imagine y proponga diferentes alternativas para solucionar el problema.

Identificaciones de soluciones

Se proporcionarán instrucciones concretas de la conducta social que se desea. Se ayuda a identificar los componentes de la habilidad en cuestión.

Exposición a un modelo

Un modelo realiza la habilidad o conductas interpersonales. 
El modelo da cuenta de los componentes cognitivos y verbales, y realiza la habilidad.

Ensayo y representación de la conducta

Se guía verbalmente a la persona a través de los pasos consecutivos para que realice la habilidad.
Se representa lo aprendido tomando situaciones reales.

Información sobre la actuación

Se alaba o refuerza la correcta realización de la conducta social deseada en la situación de representación.
Se proporciona información correctiva y una nueva exposición a un modelo cuando la realización no es correcta.
Si se da el caso anterior se proporcionan nuevas oportunidades de ensayo y   representación de la conducta deseada hasta que se realiza correctamente.

Eliminación de problemas de conducta

Los problemas de conducta que interfieren con la adquisición y realización adecuada de las conductas interpersonales se eliminan a través de técnicas basadas en el manejo de contingencias.

Autoinstrucción y autoevaluación

Se pide al niño, joven o adulto que “piense en voz alta” durante el entrenamiento viendo al modelo.
Se modifican las autoafirmaciones que reflejan un modo de pensar o sistemas de creencias distorsionados.
Las sesiones de entrenamiento incluyen un cambio gradual de instrucciones en voz alta a instrucciones pensadas y no verbalizadas.

Entrenamiento para generalizar y mantener lo aprendido

Durante todo el tiempo de entrenamiento, las situaciones, conductas y representaciones se realizan de una forma tan real y cercana a la situación social natural como sea posible.