Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro
Fichas
Ayuda

Síndrome de Down: Lectura y escritura

DUDAS MÁS FRECUENTES

Esta es una selección de las respuestas a las preguntas más recurrentes que se plantean a la hora de afrontar el proceso de enseñanaza con el libro

¿Cuándo y cómo comenzar a enseñar?

El proceso debe empezar con la lectura previa de todo el texto. De este modo se tiene una visión longitudinal de todo el proceso, se entiende el por qué y para qué de los objetivos y de los pasos a seguir. Después se elegirá cómo empezar y en qué nivel, en función del alumno al que se va enseñar. Entonces conviene repasar despacio el capítulo o sección que corresponde a esa etapa o nivel para preparar adecuadamente las actividades y los contenidos.

¿A qué edad debe empezar el método un alumno con síndrome de Down?

A cualquier edad. Siempre hay que intentarlo y nunca es tarde.

El método está estructurado y explicado teniendo en cuenta la situación ideal, que sería la de un niño de 3 a 5 años de edad, que ha participado en un programa de atención temprana en el que ha progresado adecuadamente en sus facultades perceptivas y manipulativas. Si el alumno tiene más edad, se elegirán las actividades y los materiales apropiados a su nivel de madurez y destrezas.

¿Es necesario seguir el método a rajatabla?

¡En ningún caso! La propuesta que se hace es de una progresión paulatina y sistemática por niveles, pero lo fundamental es adaptarlo a cada alumno en particular, eligiendo los objetivos adecuados y preparando individual y personalmente las actividades y los materiales. No se trata de adaptar el alumno al método, sino al revés.

¿Quién es la persona más adecuada para enseñar?

Aquella que haya leído y comprendido el método, que crea en su alumno y en ella misma, que tenga ilusión, perseverancia y tiempo suficiente para preparar las sesiones. Puede ser un profesional, un familiar, un voluntario.

¿Cuánto tiempo deben durar las sesiones de enseñanza-aprendizaje?

Las sesiones deben ser cortas para mantener altos el interés y la motivación, y para evitar el cansancio, el aburrimiento y la frustración. En las fases iniciales las sesiones deben ser de unos 5 minutos y, poco a poco, pueden ampliarse hasta 15 o 20 minutos como máximo. Evidentemente, el profesor tiene que dedicar todo el tiempo que necesita para preparar cuidadosamente las sesiones: tanto en lo que se refiere a los objetivos como a las actividades y materiales atractivos, bien presentados. Nunca debe reñir, cansar o aburrir a su alumno.

¿Qué hacer si en el colegio enseñan con otro método?

Ponerse de acuerdo y elegir uno de los dos. En ningún caso conviene confundir al alumno con propuestas contradictorias, como por ejemplo, enseñar los nombres de las letras -que no tienen especial interés- frente a descubrir que en esos "signos" pone su nombre y el de sus objetos preferidos. Muchos centros escolares han comprendido la eficacia de este método y han optado por implantarlo en toda la clase, o por facilitar al alumno con síndrome de Down que lo siga. A veces, después de haber fracasado en sus intentos sin lograr que el alumno aprendiera "como los demás", y de haberle causado un sentimiento de falta de confianza en sí mismo.

¿Qué tipo de letra conviene utilizar?

La respuesta está ampliamente explicada en el texto, al que remitimos para ampliar información. Un alumno con síndrome de Down puede aprender a leer con cualquier tipo de letra y, después, en la fase de progreso, debe generalizar a todas las demás. Sin embargo, nosotras aconsejamos que la lectura -que puede iniciarse antes que la escritura- se haga con la letra cursiva enlazada, semejante a la manuscrita. En nuestro contexto cultural (España) hay muchos libros editados con esa letra pero, sobre todo, es la que utilizamos todos para escribir. Facilitamos desde el principio lo que socialmente se espera.

Aunque trazar las mayúsculas sea más sencillo, no solemos escribir así y sólo se leen los letreros y titulares de prensa. Pero en algunos países es común la letra de molde minúscula (salvo la letra inicial de una frase o de un nombre propio), por lo que sería mejor enseñar a leer con esa letra.

En esta obra hemos incorporado y ofrecemos un tipo de letra (fuente) que es la que usamos nosotras y que se puede bajar del archivo, pero cada profesor podrá elegir cualquier otro tipo.

¿Qué papel es el más adecuado para la escritura?

Lo importante es facilitar al alumno la tarea y no crearle dificultades de percepción figura-fondo. Inicialmente la escritura debe hacerse en papel blanco, sin pautas, ya que el objetivo es el del trazado de una letra. En una segunda fase, se preparan hojas con paralelas del tamaño adecuado a las necesidades y posibilidades del alumno, con el objetivo de que administre bien los espacios y trace letras proporcionadas.

En ningún momento ni fase aconsejamos el papel cuadriculado.

¿A qué ritmo progresan los alumnos con síndrome de Down?

A un ritmo muy variable y diferente entre uno y otro. Incluso un mismo alumno puede tener etapas en las que parece que no avanza y otras en las que va muy deprisa. Lo importante es que siempre hay que consolidar los aprendizajes, no intentar ir deprisa; y comprobar que domina un paso o nivel, antes de pasar a la siguiente dificultad.

¿Qué es lo más importante para que aprendan y se aficionen a leer y escribir?

Lo fundamental es que lo pasen bien durante el aprendizaje; que sea variado, ameno, simpático; que deseen como un "premio" tener la sesión de lectura. También es importante que sus padres y hermanos sean "modelos" porque leen y lo hacen a diario.

¿Qué nivel de lectura y escritura pueden alcanzar?

El suficiente para su manejo funcional en la vida cotidiana: consultar programas, leer periódicos, entender instrucciones sencillas, leer y escribir mensajes, cartas y correos, leer cuentos, clasificar fichas por orden alfabético, etc. Pero también pueden alcanzar niveles más altos que les permitan disfrutar de la literatura, aficionarse a un tema concreto y manejar la bibliografía adecuada, acceder a contenidos de internet. Como resume D Demetrio Casado en su prólogo, "acceden a la cultura".




CÓMO TRABAJAR CON LAS FICHAS DE LECTURA.

El manejo y modificación de las fichas de lectura es muy intuitivo. A continuación vamos a detallar una serie de sencillos pasos a seguir para personalizarlas.

  1. El primer paso es localizar la ficha que queramos personalizar dentro del capítulo correspondiente. Para ello, debemos movernos por el menú 'Fichas' y una vez dentro, pinchar sobre 'Fichas por capítulo'. Ahí encontraremos el listado completo de capítulos con las fichas anexas a cada uno.
    1. Una vez que hemos localizado la ficha que queremos utilizar, el siguiente paso es descargarla en nuestro ordenador. El libro nos ofrece la posibilidad de descargar las fichas en formato PowerPoint icono ppt y en PDF icono pdf . El primero, lo utilizaremos cuando queremos personalizar y editar las fichas. El segundo, cuando vayamos simplemente a guardar la plantilla. Una sugerencia a la hora de descargar las fichas es crear una carpeta específica para ellas en nuestro ordenador. Así será mucho más fácil encontrarlas.
  2. Con la ficha ya descargada, el siguiente paso será decidir cómo vamos a personalizarla. Para seleccionar los materiales debemos entrar en el menú 'Material para realizar fichas' en el que encontraremos un buscador alfabético que nos ayudará a localizar los materiales que necesitemos.
    1. Cuando hayamos seleccionado la imagen que más nos guste debemos pinchar con el botón derecho sobre ella, y , dentro de la ventana que se despliega, elegir la opción 'Guardar imagen como'. De esta forma tendremos la imagen almacenada en nuestro ordenador. Esta acción tendremos que repetirla cada vez que queramos utilizar alguna de las imágenes predefinidas.
  3. A partir de aquí, el proceso de edición y personalización de las fichas, es muy sencillo. El primer paso será abrir el documento PowerPoint de la ficha. Para introducir las imágenes en el documento hay que desplazarse con el ratón hasta la parte superior de la pantalla y pinchar sobre la pestaña 'Insertar'. En ese momento se desplegará un cuadro de diálogo en el que deberemos seleccionar la opción 'Imagen' y a continuación 'Desde archivo'. Ahora sólo tenemos que buscar la ubicación de la imagen que queramos integrar y abrirla. Este proceso habrá que repetirlo tantas veces como fotos vayamos a insertar.
  4. Con la foto ya insertada sobre la ficha, podremos modificar su tamaño o desplazarla sobre el texto a nuestro antojo. También podemos cambiar el tamaño de la tipografía
  5. Para trabajar correctamente con las fichas tendremos que tener instaladas en nuestro ordenador la fuente tipográfica recomendada. Puedes descargarla aquí
  6. A la hora de imprimir las fichas es recomendable hacerlo en papel grueso o cartulina, para evitar su deterioro con el manejo continuado.
Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae