Portada
Contacto
Down21 en facebook
Curvas de Crecimiento
Indice del artículo
Curvas de Crecimiento
Las curvas de crecimiento
¿Qué significan y cómo se interpretan?
Todas las páginas

 CURVAS DE CRECIMIENTO PARA PERSONAS CON SÍNDROME DE DOWN DE 1 MES A 18 AÑOS

 

¿Por qué unas curvas especiales?

 

Como se ha señalado en la página Cuidados de salud en el síndrome de Down durante la infancia, es necesario vigilar la evolución del crecimiento a lo largo de la infancia y la adolescencia para detectar cualquier posible anomalía. Pero se ha comprobado repetidas veces que el desarrollo físico de los niños y adolescentes con síndrome de Down es más lento que el del resto de la población, de modo que se aprecia una reducción en los patrones de crecimiento. Por eso, al establecer un seguimiento de la evolución del crecimiento, se hace preciso contrastar esta evolución con la que se ha establecido al reunir abundante información sobre la evolución lineal del peso, la talla y la circunferencia craneal en un número suficientemente elevado de personas con síndrome de Down. De esta manera, podemos seguir el crecimiento de nuestro hijo con síndrome de Down comparándolo con el crecimiento propio del grupo al que pertenece.

 

Talla

Cuando se conoce la causa médica que determina la reducción del crecimiento, será preciso tratarla.

En general, la altura que suele alcanzar el varón adulto con síndrome de Down oscila aproximadamente entre 1,42 y 1,65 metros, mientras que en la mujer lo hace entre 1,38 y 1,60 metros.

 

Peso

La evolución del peso en los individuos con síndrome de Down a lo largo de su infancia y adolescencia requiere una atención especial, porque se puede pasar de una fase de bajo peso por problemas de nutrición, a otra de sobrepeso. En ocasiones surgen problemas de alimentación durante el primer año, por lo que puede ocurrir que el niño no gane tanto peso durante la primera infancia como los demás. En especial, los niños con malformaciones congénitas como las cardiopatías o los trastornos gastrointestinales, aumentan de peso lentamente. Durante el segundo o tercer año de vida, muchos niños comienzan a ganar peso de forma gradual; a partir de entonces y sobre todo durante la adolescencia, el sobrepeso e incluso la obesidad se pueden convertir en un problema.

  

Algunos padres ofrecen demasiado alimento a su hijo. Conviene que lo controlen bien porque, una vez que el niño se ha acostumbrado a comer y a picar entre horas, sobre todo alimentos ricos en azúcar o grasas, será después muy difícil que deje de hacerlo porque habrá creado un hábito de comida. Cuanto más coman entre horas más aumento de peso habrá y se sentirán menos ágiles. El hábito de la buena alimentación se crea en los primeros años.

 


 

Las curvas de crecimiento

 

 

Las curvas que aquí presentamos constituyen una actualización (2004/2005) de las publicadas hasta ahora. Ofrecen la evolución del crecimiento de la talla, peso y perímetro craneal entre 1 mes y 15 años, de acuerdo con los datos recogidos en una amplia muestra de niños y adolescentes españoles con síndrome de Down, de ambos sexos. Destacamos el hecho de que sean españoles, porque hasta hace unos pocos años sólo existían curvas realizadas con población estadounidense, siendo las más citadas las publicadas por Cronk y colaboradores en 1988. Posteriormente aparecieron otras referentes a la población italiana (Sicilia, 1990) y holandesa (Cremer, 1996). En 2002 aparecieron las de la población sueca (Myrelid, 2002). Las primeras españolas datan de 1998 Pastor, 1998). Dada la importancia de la etnia en el crecimiento, es preciso confeccionar curvas de referencia con población de la misma raza. Por este mismo motivo, las curvas aquí expuestas pueden no ser plenamente válidas para niños de ciertas etnias de América Latina.

  

  

Los datos fueron obtenidos y elaborados por profesionales de la Clínica Down de la Fundació Catalana Síndrome de Down. Las curvas derivadas de esos datos han sido publicados en la revista “SD, Revista Médica Internacional sobre el Síndrome de Down”, vol. 8(3), noviembre 2004, y en el libro “Síndrome de Down: aspectos médicos actuales” (Masson, Barcelona 2005), p. 281-298. Las tablas y gráficas han sido proporcionadas por el Dr. Xavier Pastor con autorización de la Fundació Catalana.

  

Ofrecemos los datos divididos en 2 grupos: para niñas/adolescentes y para niños/adolescentes. En cada uno se obtienen los datos de perímetro craneal, talla/longitud y peso. En cada caso se ofrecen en forma de tabla y en forma de curvas.

 

 

Curvas de crecimiento de niñas

Título y autores

Longitud

Talla

Perímetro craneal Peso

 

Curvas de crecimiento de niños

Título y autores

Longitud

Talla

Perímetro craneal Peso

 

 


 

  

¿Qué significan y cómo se interpretan?

 

Cada gráfica muestra 7 valores percentiles: 3, 10, 25, mediana (50), 75, 90 y 97. (Ver más abajo la traducción al español de los términos que en las curvas aparecen en inglés). Para entender el significado del percentil pongamos un ejemplo. Supongamos que medimos a 100 niños con síndrome de Down, todos de la misma edad, y los disponemos de 1 a 100 de acuerdo con su talla en forma ascendente: el 1º para la más baja y el 100º para la más alta. El percentil 10 corresponde al niño que ocupa el puesto 10º, y el percentil 90 para el que ocupa el puesto 90º. Sobre estos valores colocamos el dato de la talla de su hijo: si está en la línea del percentil 50, puede calcular que si alineáramos a 100 niños con la edad de su hijo, 49 tendrían una talla más baja que la de su hijo y 50 una talla más alta. En uno de los gráficos se ofrece, además, una comparación con la población de referencia (en sombreado de la gráfica).

  

Las curvas ayudan a seguir el crecimiento y a detectar la aparición de anomalías. Mientras el niño se encuentre entre el percentil 5 y el 95 y siga de modo general el crecimiento, no hay motivos de preocupación. Pero se ha de recordar que, con más intensidad que en la población general, los que tienen síndrome de Down muestran períodos esporádicos de avance o de estancamiento en su crecimiento de forma muy irregular, pasando de un percentil a otro sin causa aparente. Una modificación mantenida puede significar la existencia de algún trastorno: pobre alimentación, hipotiroidismo, celíaca, etc.

  

El aumento de peso es más rápido que el de talla en ambos sexos, lo que puede originar la aparición de sobrepeso hacia los 36 meses.

  

Términos en inglés y traducción al español

Boys: niños
Centiles: percentiles
Craneal perimeter: perímetro craneal
Girls: niñas
Height: talla
Length: longitud
Median: mediana
Weight: peso

  

 

Referencias

 

Cremers MJG, van der TweelI, Boersma B, Wit JM, Zonderland M. Growth curves of Dutch children with Down syndrome. J Intell Diasbil Res 1996; 40: 412-420.


Cronk C, Crocker A, Pueschel SM, Shea AM, Zackai E, Pickens G, Reed RB. Growth charts for children with Down syndrome: 1 month to 18 years of age. Pediatrics 1988; 81: 102-110.

Myrelid A, Gustafsson J, Ollars B, Annerén G. Growth charts for Down’s síndrome from birth to 18 years of age. Arch Dis Child 2002; 87: 97-103. 
Pastor X, Corretger M, Gassió R, Serés A, Corretger JM. Parámetros somatométricos de referencia de niños y niñas con síndrome de Down visitados en el CMD. SD, Revista Médica Internacional sobre el síndrome de Down, números 3 y 4, 1998.

Piro E, Pennino, C, Cammarata M, Corsello G, Grenci A, LoGiudice C, Morabito M, Piccione M, Giffrè L. Growth charts of Down síndrome in Sicily: Evaluation of 382 children 0-14 years of age. Am J Med Genet, supp t, 1990: 66-70.