Proyecto “Avance”

La Fundación Síndrome de Down de Cantabria es una institución sin ánimo de lucro, constituida en 1982 y clasificada como benéfico-particular-mixta por Orden Ministerial de 13 de abril de 1984. Basada en la idea primordial del respeto a la persona, su objetivo esencial es la promoción y realización de cuantas actividades contribuyan a mejorar las condiciones de vida de las personas con síndrome de Down en la Comunidad Autónoma de Cantabria, promoviendo su plena integración en la familia, en la escuela, en el trabajo y en todos los ámbitos de la sociedad a los que puedan tener acceso. La Fundación Síndrome de Down de Cantabria lleva desde 1996 realizando proyectos de preparación laboral e incorporación al mundo del trabajo de personas con síndrome de Down en la modalidad de inserción laboral denominada “Empleo con apoyo”.

El proceso de maduración, de desarrollo individual y de satisfacción personal pasa por la formación para realizar un trabajo y por la inserción en el mundo laboral. Esto también sucede con las personas con síndrome de Down. Dadas sus características, es evidente que ambos procesos, formación e inserción, requieren estrategias y métodos diferentes a los empleados con la población general. La integración mediante el Empleo con Apoyo es un modo eficaz para el acceso y mantenimiento en el trabajo de las personas con síndrome de Down. Está comprobado con resultados y datos en diversas publicaciones nacionales e internacionales. En nuestro país, se incrementa notablemente el número de contrataciones de jóvenes con síndrome de Down que reciben un apoyo por parte de las instituciones que trabajan para ellos. La satisfacción general es evidente.

El “Empleo con apoyo” es el empleo de las personas con discapacidad integrado en la comunidad, dentro de las empresas ordinarias, proporcionándoles los apoyos necesarios dentro y fuera del lugar del trabajo, a lo largo de su vida laboral. El empleo debe reunir condiciones similares en tareas y sueldo a las de otros trabajadores sin discapacidad que ocupe un puesto equiparable dentro de la misma empresa. Las personas con síndrome de Down pueden realizar trabajos en empresas ordinarias, si se les presta un apoyo especializado por parte de formadores o preparadores laborales proporcionados en nuestro caso, por la Fundación Síndrome de Down de Cantabria. Este apoyo va dirigido específicamente a facilitar al trabajador la adquisición de las habilidades propias del puesto laboral concreto en el que se va a integrar, así como a entrenarle en otros aspectos complementarios como son la autonomía en los desplazamientos, el control de horarios, las relaciones sociales con los superiores y los compañeros de la empresa y su actividad general diaria. Una vez que el trabajador ha adquirido las competencias que se le demandan, el preparador laboral se retira progresivamente, manteniendo un seguimiento mediante visitas periódicas al lugar de trabajo. Simultáneamente el trabajador recibe en la Fundación formación continuada para progresar en los diversos aspectos de su vida laboral, cultural y social.

El modelo de Empleo con apoyo se ha mostrado como una estrategia eficaz para el acceso al empleo de las personas con discapacidad, y de modo especial para las personas con síndrome de Down quienes van incorporándose al trabajo integrado cada año en mayor número. Los resultados son altamente positivos para todos.

Proyecto AVANCE de integración laboral

Para conseguir una vida normal de las personas con síndrome de Down en la esfera laboral, la Fundación Síndrome de Down de Cantabria desde 1998 desarrolla el Proyecto “AVANCE”, cuyo objetivo es la integración de estas personas en el mundo laboral. Para ello ha contado con la colaboración y el apoyo de diversas entidades tanto públicas como privadas, como son el Gobierno de Cantabria, la Universidad de Cantabria, el Ayuntamiento de Santander, Caja Cantabria, el Club Balonmano Cantabria, Telecabarga, Caja Madrid, La Caixa, el Ayuntamiento de Camargo, el Parlamento de Cantabria y otras. Es un proyecto dirigido expresamente a jóvenes adultos con síndrome de Down. El objetivo fundamental es lograr un trabajo remunerado y mantenerlo una vez conseguido. En él se combina la formación continuada de la persona con síndrome de Down en su más amplio sentido junto con la preparación específica para el trabajo. Una vez encontrado el puesto de trabajo que mejor se adapte a las características de cada joven, se le brinda la oportunidad de continuar su formación permanente.

Las fases de ejecución del Proyecto en las que participa cada uno de los jóvenes son las siguientes:

a) Periodo de preparación para el trabajo

- formación académica
- formación para el desarrollo de autonomía personal en las tareas y actividades de la vida ordinaria, así como las habilidades sociales fundamentales 
- formación para el trabajo, para mejorar sus habilidades individuales, su relación social y sus capacidades manipulativas    

b) Periodo de incorporación al trabajo

- búsqueda de puestos laborales acordes con las cualidades de cada uno de los jóvenes candidatos
- tareas de formación y apoyo por parte de los preparadores laborales en el puesto de trabajo
- información, asesoramiento y apoyo a los compañeros del trabajador    

c) Periodo de mantenimiento del trabajo

- asesoramiento y apoyo siempre que se precise
- identificación y solución de problemas diversos
- formación continuada
- apoyo natural en el propio entorno de trabajo
- promoción del trabajador

Las personas con síndrome de Down, muy diferentes entre sí en cuanto a personalidad y habilidades, han mostrado sin embargo unas características semejantes al emprender una tarea laboral: son trabajadores, puntuales, constantes, responsables y eficaces. Sin embargo al tratar con una persona con síndrome de Down, dada la discapacidad que tienen, conviene tener en cuenta algunas sugerencias básicas como son:

- Hablarle despacio, después de comprobar que está atento al interlocutor y mirándole.
- Es preciso darle un poco de tiempo para captar el mensaje y responder
- Las instrucciones, mensajes y órdenes deben ser breves, sencillos y concretos.
- Es mejor dar las instrucciones de una en una. Si se le dan varios encargos seguidos puede olvidar alguno.
- Para la enseñanza de una tarea, lo eficaz es hacer una demostración de la misma dándole la instrucción verbal al mismo tiempo.
- Puede mostrar dificultades para dar explicaciones largas, por lo que conviene obtener su información mediante contestaciones breves a pequeñas preguntas claras o mediante demostraciones.
- La preparación por escrito de mensajes o pasos a seguir con las tareas es una estrategia útil para evitar olvidos.
- Puede mostrar seriedad ante diferentes situaciones, como por ejemplo las bromas o frases de doble sentido porque a lo mejor no capta su significado. Sin embargo, tienen sentido del humor, y su compañía es grata y crean un buen ambiente a su alrededor.

Los preparadores laborales de la Fundación Síndrome de Down de Cantabria están dispuestos a informar y asesorar a todos los que se van a relacionar en la empresa con el trabajador con síndrome de Down, sean éstos compañeros o superiores, respondiendo a todas sus dudas, ofreciendo apoyo y posibles aclaraciones y estrategias ante cualquier situación que puedan no comprender.

La Fundación Síndrome de Down ofrece a las empresas:

  • La posibilidad de facilitar a personas con grave riesgo de exclusión social y laboral el cumplimiento del derecho y el deber de trabajar, recogidos en la Constitución y aplicables a todos los ciudadanos.
  • La ayuda para encontrar o crear el puesto laboral más adecuado para las personas con síndrome de Down.
  • La selección del candidato idóneo para el puesto que oferta la empresa.
  • El análisis de las tareas y la formación del trabajador en el mismo lugar de trabajo. Dicha formación es realizada por un preparador laboral, y no representa compromiso alguno para la Empresa.
  • Un seguimiento en el que se evalúa el rendimiento y la calidad del trabajo que realiza el trabajador, se le ayuda cuanto sea necesario, para mejorar y para promocionarse.

La empresa por su parte, se ha de comprometer a:

  • Ofrecer un puesto de trabajo para una persona con síndrome de Down.
  • Especificar los trabajos que ha de realizar la persona que va a ser contratada.
  • Facilitar la labor del preparador laboral durante el periodo de aprendizaje.
  • Contratar a la persona que se ha estado preparando en la empresa, tan pronto como se comprueba su eficacia y autonomía dentro de la empresa.

Las normas legislativas exigen a las empresas la contratación de personas con discapacidad. Habitualmente sustituyen esta obligación por otras fórmulas. En caso de contratación, optan sólo por trabajadores con discapacidad física o sensorial. En la actualidad, como demostración de un mayor compromiso de solidaridad, muchas empresas empiezan a abrir sus puertas a las personas con discapacidad intelectual, siendo un ejemplo y modelo de justicia social para todos los ciudadanos. Las empresas que contratan a una persona con discapacidad pueden acogerse a diversas ventajas fiscales y económicas. Con las nuevas normas de inserción social, en fase de aprobación, y de protección a los grupos de mayor riesgo de exclusión, incrementarán los beneficios.

Desde su comienzo y hasta el momento actual ha colaborado un total de 30 empresas. En la actualidad ofrecen puestos de trabajo 13 empresas, en donde están colocados 23 trabajadores, de los cuales 16 tienen ya un contrato definitivo. Varios están en fase de preparación.

Contacto

Persona de contacto: Elisa Irureta
www.downcantabria.com 
Tel. 942 27 80 28
Avda. Gral. Dávila 24A, 1º C. 39005 Santander