Resumen: Avance en la vacunación antiamiloide en adultos

Nuevo avance en la vacunación antiamiloide en adultos con síndrome de Down

Michael S. Rafii, Olivier Sol, William C. Mobley, Saskia Delpretti, Brian G. Skotko, et al. (2022). Safety, Tolerability, and Immunogenicity of the ACI-24 Vaccine in Adults With Down Syndrome. A Phase 1b Randomized Clinical Trial. JAMA Neurol. doi:10.1001/jamaneurol.2022.0983.

 

RESUMEN

Dada la importancia que el gen APP y los productos de degradación de la proteína APP, incluidas las diversas formas mal plegadas de proteína β-amiloide (Aβ), tienen en la patogenia de la enfermedad de Alzheimer en el síndrome de Down, se intenta detenerla mediante la producción de anticuerpos anti-Aβ. Tal es la acción de la vacuna ACI-24. Mediante la incorporación de los primeros 15 aminoácidos de la Aβ humana en una conformación de hoja β, en liposomas, ACI-24 induce la producción de anticuerpos policlonales anti-Aβ que son específicos para los agregados solubles e insolubles de Aβ, incluidos los oligómeros. Ante los esperanzadores resultados obtenidos en modelos animales en donde ACI-24 redujo fracciones solubles e insolubles de Aβ en el cerebro, con mejoría de la cognición, se han iniciado ensayos clínicos. Este estudio analiza la seguridad, tolerabilidad y capacidad inmunogénica de la vacuna ACI-24 en personas adultas con síndrome de Down. El estudio se realizó entre el 30 de marzo de 2016 y el 29 de junio de 2020.

El ensayo clínico fue multicéntrico, en fase 1b (escalada de dosis), doble-ciego, controlado por placebo y aleatorizado. Hubo 16 participantes: se dividieron aleatoriamente en un primer grupo de 6 que recibieron ACI-24 (300 μg), otro segundo de 6 que recibieron ACI-24 (1000 μg) y otro tercero de 4 que recibieron placebo. En el segundo grupo se retiraron dos por no poder acudir a causa del COVID-19. De los 16 participantes, 9 eran mujeres y 7 eran varones. La media de edad fue de 32,6±4,4 años. Recibieron el tratamiento durante 48 semanas seguidas por otras 48 semanas de seguimiento para valorar la seguridad del producto.

El objetivo primario del estudio fue valorar la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de la vacuna ACI-24: efectos adversos, evaluación global de la tolerabilidad, resultados de los análisis físicos y neurológicos, signos vitales, conducta o ideas suicidas, resonancia magnética y ECG, análisis de sangre y orina, marcadores inflamatorios en sangre en sangre y líquido cefalorraquídeo (LCR), y títulos de anticuerpos anti-Aβ en suero. Fueron objetivos secundarios la valoración de la eficacia clínica y efectos sobre la cognición, volúmenes de la estructura cerebral, y biomarcadores en sangre y LCR.

No hubo casos de meningoencefalitis, muerte u otros efectos adversos graves, ni hubo suspensiones del tratamiento debidas a los efectos adversos. La mayoría de los que aparecieron durante el tratamiento fueron de intensidad ligera y no relacionados con la vacuna. No se observaron en las imágenes de resonancia magnética anomalías cerebrales relacionadas con el amiloide (edema, microhemorragias), ni signos de neuroinflamación. Se apreció aumento de los títulos de inmunoglobulina G anti-Aβ en 4 de los 12 participantes que recibieron ACI-24 (2 que recibieron 300 μg y 2 que recibieron 1000μg), y en ninguno de los que recibieron placebo. Además, se observó un mayor aumento en los niveles plasmáticos de Aβ 1-40 y Aβ 1-42 en los participantes que recibieron ACI-24. No se apreciaron cambios en la ejecución de las diversas escalas cognitivas, ni en los tratados con la vacuna ni en los tratados con placebo, debido probablemente a las edades de los participantes.

COMENTARIO

Dentro de las limitaciones intrínsecas a este tipo de estudios, los resultados obtenidos son esperanzadores y ciertamente justifican que continúe el estudio de esa línea de tratamiento, incorporando, como indican los propios autores, a participantes de mayor edad, a poder ser con fase prodrómica de la enfermedad de Alzheimer.