Entrevista a Elías Vived


 Elías Vived

Si algo caracteriza a Elías Vived es su desbordante y apasionado interés y entusiasmo. Iniciado como Psicólogo Clínico en el Hospital Psiquiátrico de Pamplona, pronto se enroló en la naciente Asociación Síndrome de Down de Huesca, en donde permanece hasta la fecha y en la que ha actuado como profesional profundamente implicado en la evolución y crecimiento de quines empezaron siendo niños, después adolescentes y ahora son jóvenes adultos.

Cree en la enorme capacidad y posibilidades de las personas con síndrome de Down. Por ello defiende y coordina la integración escolar en centros ordinarios, tanto en la capital como en otras poblaciones de la provincvia de Huesca. Coopera en la elaboración de las adaptaciones curriculares, primero en la enseñanza primaria y actualmente de la secundaria (ver libro en: http://www.down21.org/revista/2005/Marzo/Libros.htm).

Desarrolla programas de estimulación y entrenamiento cognitivos y de lectura. Promueve el empleo con apoyo.

En la actualidad y como Profesor-doctor asociado a la Universidad de Zaragoza, forma parte del grupo de investigación "Educación y Diversidad" que dirige el Profesor Santiago Molina.

- Pregunta de Canal Down21 - Conocemos su estrecha vinculación al síndrome de Down como pedagogo de la Asociación Down Huesca. ¿Cómo se inició esta relación?

- Respuesta de D. Elías Vived -En 1993 entré a formar parte de la plantilla de la Asociación Down Huesca. La Asociación llevaba poco tiempo funcionando, ya que había iniciado su andadura en el año 1991. Fueron años de trabajo intenso, de incorporar nuevos programas educativos, de establecer lazos con centros educativos, con instituciones… Tiempos de dificultades y de muchas ilusiones.

- Pregunta de Canal Down21 - Huesca es una ciudad pequeña, en una provincia que algunos consideran que está algo marginada dentro de la Comunidad a la que pertenece. ¿Qué circunstancias concurrieron para conseguir una asociación tan dinámica y ejemplar?

- Respuesta de D. Elías Vived - No estoy seguro de la marginalidad a la que se alude, en cualquier caso no tengo datos que me permitan afirmarlo. Ahora bien, lo que sí es cierto es que Aragón es una comunidad con una ciudad, Zaragoza, en la que habita más de la mitad de la población; este hecho explica, en gran medida, un crecimiento desequilibrado de su territorio. En fin, volviendo a la Asociación, yo creo que su dinamismo se debió a dos circunstancias que me parecen básicas para el fortalecimiento de una entidad como la nuestra:

a) un amplio grupo de padres inconformistas y críticos con la situación que había en relación a los servicios que se ofrecía a sus hijos y a las propias familias y que traducían en reivindicaciones y propuestas;
b) profesionales que trabajaban estrechamente con estos padres para traducir las ilusiones en realidades, los proyectos en planes de acción y en desarrollo de programas. Me parece fundamental, para mantener en las asociaciones el mismo vigor y la misma frescura que tenían en los inicios, definir y desarrollar mecanismos y estrategias para facilitar la participación de las familias en la evolución de la Asociación y promover mecanismos que desarrollen la vinculación de los equipos directivos con los trabajadores.

- Pregunta de Canal Down21 - Con frecuencia, hay padres de niños con síndrome de Down en la América Latina que se encuentran en circunstancias de aislamiento, y desean poner en marcha proyectos de desarrollo para ayudar a su hijo y a los de otras familias. Pero no saben cómo empezar. ¿Cuáles serían sus recomendaciones más indispensables y realistas?

- Respuesta de D. Elías Vived - Desde mi punto de vista la puesta en marcha de un proyecto debe comenzar por un análisis crítico de la situación actual, en el que conviene establecer una comparación con la situación en la que se encuentran en otros lugares, así como reflexionar sobre cómo desearíamos estar. Todo ello debe permitir identificar las necesidades no satisfechas por los servicios que se prestan y, a partir de allí, definir proyectos y programas que puedan ofrecer respuestas satisfactorias a las necesidades no cubiertas.

Definidas las necesidades y los proyectos, lo siguiente es conocer bien las intenciones del grupo humano que quiere implicarse en los proyectos (quiénes somos, cómo nos organizamos, reparto de responsabilidades, etc.) y analizar el contexto en el que nos movemos como son: perspectivas de financiación, alianzas con las que podemos contar, identificar resistencias y dificultades que vamos a tener y modos de atenuarlas, mecanismos de sensibilización, etc.

A partir de estos análisis conviene diseñar un plan de acción con una relación de actuaciones que hay que desarrollar, el o los responsables de las mismas y un calendario de ejecución, como si de un plan estratégico se tratara.

- Pregunta de Canal Down21 - Usted posee una amplia experiencia en programas de educación y desarrollo cognitivos. ¿Cuáles considera que son sus principales beneficios?

- Respuesta de D. Elías Vived - Desde mi punto de vista los cuatro aspectos que sobresalen en la mayor parte de los programas que definimos como de educación cognitiva son los siguientes:

a) considerar, respetar y potenciar el sentimiento de competencia del niño/a;
b) orientar las actividades didácticas hacia las funciones cognitivas que están en la base de los procesos de aprendizaje y que se han identificado con un funcionamiento disminuido;
c) desarrollar una metodología centrada en los procesos que se ponen en función cuando se resuelve una tarea intelectual y
d) plantear acciones de generalización, que vinculen lo que se está aprendiendo en clase con otras experiencias en otros contextos.

Ahora bien, quizás el planteamiento más interesante que pudiera haber con este tipo de programas fuera la posibilidad de incorporar en los desarrollos curriculares del niño/a algunos planteamientos didácticos de los programas de educación cognitiva.

- Pregunta de Canal Down21 - Desde su iniciación en esta área han pasado ya unos cuantos años. ¿Cómo definiría ahora al escolar "medio" con síndrome de Down, el que conforma la mayoría de esta población? En términos realistas ¿qué posibilidades tiene en la vida?

- Respuesta de D. Elías Vived - De la misma forma que es difícil hablar del alumno medio en general, igualmente complicado es considerar el alumno medio con síndrome de Down. Fundamentalmente porque la escuela de la diversidad debe partir de las diferencias que se dan entre todas las personas, y que comparten a la vez el mismo escenario educativo.

También creo que la realidad de los alumnos con síndrome de Down en las escuelas y en los institutos es muy diferente, dependiendo fundamentalmente del grado de aceptación por parte del profesorado y de los recursos con los que se cuenta para atender su educación. No me cabe la menor duda que mayores recursos humanos y materiales, una mayor investigación sobre la adecuación curricular a su peculiaridades cognitivas y de aprendizaje, la constitución de grupos de apoyo a la integración y a la indagación e innovación educativa, etc., son condiciones que hubieran facilitado los procesos de inclusión escolar. Pero también es un problema de actitudes, de concepciones sobre la educación de las personas con discapacidad y sobre los proyectos de vida de estas personas.

- Pregunta de Canal Down21 - ¿Cómo desarrolla su actividad diaria? ¿En qué proyectos se encuentra ahora interesado?

- Respuesta de D. Elías Vived - En estos momentos comparto mi actividad diaria en la Asociación con la actividad en la Universidad, como profesor, en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca, de la asignatura de Bases Psicológicas de la Educación Especial. Dentro de la universidad formo parte del grupo de investigación EDI (Educación y Diversidad) que dirige el profesor Santiago Molina; actualmente estamos interesados en desarrollar un diseño curricular para alumnos con síndrome de Down, cuyo planteamiento general fue publicado el curso anterior.

Dentro de la Asociación, la mayor parte del tiempo la ocupo con los niños y jóvenes en la etapa educativa, trabajando básicamente en dos líneas de actuación: aprendizaje de la lectura y programas de educación cognitiva. Atiendo también a un grupo de familias, dentro del Servicio de Orientación Familiar y me coordino con cinco centro escolares en los que están integrados algunos alumnos de la Asociación.

Los proyectos en los que ahora estoy trabajando son los siguientes:

a) Proyecto Vida Independiente; promovido por la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación y en el que colabora la Asociación Down. En este proyecto van a compartir piso, como ya se viene realizando en otras ciudades, estudiantes de Magisterio con personas con discapacidad; tuvimos un fuerte apoyo de Aura-Habitat, con los que siempre estaremos en deuda. (Puede verse en: http://www.downcantabria.com/revista78.htm).
b) Proyecto Radio; desde mayo de este año venimos manteniendo un programa de radio (en directo) de una hora de duración y con una frecuencia quincenal; en este programa participan catorce personas con discapacidad intelectual y tres alumnos de Magisterio y se han abordado temáticas como la juventud, el medio ambiente, la discapacidad, los inmigrantes, etc.
c) Desde hace un par de cursos estamos trabajando en adaptaciones curriculares en la ESO; este trabajo lo realizamos entre cuatro profesores de la universidad, el departamento de orientación de un IES, una asesora del CPR y tres profesoras de la Escuela de Arte de Huesca.

Algún tiempo dedico también a colaborar en la elaboración de actuaciones dentro de la Coordinadora de Asociaciones de Discapacidad de Huesca, en la comisión de inserción sociolaboral. Actualmente estamos desarrollando el Equal II y hemos planteado dos actuaciones relacionadas con el acceso al mundo laboral: Creación de un Servicio de Empleo con Apoyo y medidas de acompañamiento para el desarrollo de proyectos empresariales de inserción.

- Pregunta de Canal Down21 - En general, y dentro de su ámbito geográfico, ¿cuál es la actitud de los maestros de centros escolares ordinarios en relación con la escolarización de los niños con síndrome de Down?

- Respuesta de D. Elías Vived - Hay, supongo que como en otros territorios, actitudes diferenciadas dependiendo, desde luego, de la implicación personal-profesional del maestro o maestra y también dependiendo de los tramos de edad y de otras variables. Sin lugar a dudas, la mayor dificultad la encontramos en la etapa secundaria, donde abundan actitudes de pasividad, lejanía, despreocupación, cuando no de resistencia; aunque como siempre, conviene señalar que también hay algún profesor más implicado en la integración en esta etapa educativa. Actualmente se percibe en los servicios educativos una mayor insistencia y preocupación en los temas derivados de la interculturalidad y de la inmigración. Nada que objetar a esta inquietud para atender estas demandas; al contrario, es positivo que la respuesta educativa vaya adaptándose a las necesidades del momento; ahora bien, en ocasiones uno tiene la impresión que muchos apoyos que se dirigían con más intensidad y sobre todo con más espíritu innovador e ilusionante hacia las personas con discapacidad, parece ahora que ese esfuerzo se ha ido enfriando y disolviendo en el ancho mundo de las necesidades educativas especiales.

Relacionado con lo anterior, no se encuentran ahora demasiados trabajos potenciados por grupos de profesores que tratan de mejorar la respuesta educativa que reciben los niños en el centro escolar. En este sentido, resulta elocuente que en las jornadas que todos los años organizan los CPRs de Aragón y potenciadas por la Consejería de Educación, Deporte y Cultura, para presentar experiencias innovadoras y que este año se centraban sobre el uso de las nuevas tecnologías en el aula, solamente se presentara una comunicación en el ámbito de la Educación Especial, lo cual contrasta con el enorme esfuerzo pedagógico que se realiza en las aulas cada día.