Testimonio

Irene participa en la presentación de la V edición del grupo Festeamus

Chus Magdaleno

El colectivo, agrupado recientemente como asociación, dio a conocer el programa de actividades que tendrán lugar en Cuéllar, Segovia, del 17 al 19 de julio.

Es un asociación de personas que se dedican a hacer artes plásticas: talleres de zancos, clown, marionetas, interpretación, literatura creativa y sobre todo teatro.

Tienen un grupo de adultos y otro de jóvenes.

Colaboran con el ayuntamiento en el pasacalles de carnavales, feria de libro, feria medieval, etc.

Y ellos celebran su propio festival, durante el tercer fin de semana de julio. Además de teatro, traen títeres para niños, hacen talleres para adultos y niños de varias categorías... Desde danzas africanas, a elaborar materiales reciclados. Y organizan espectáculos musicales y teatrales.

Ayer era la presentación del programa y la puesta a la venta de los abonos, y para la presentación, parte de los integrantes del grupo de adultos y adolescentes interpretaron varios actos.

La directora, que es del grupo de lectura, y que cuando se elaboró una actividad en la pasada edición de la feria de libro conoció los premios de poesía de Irene, me pidió que le enviara alguna de sus poesías.

Me respondió diciendo que si Irene podría leer dos que ella misma eligió en la presentación del festival.

Se lo comenté a Irene, que últimamente ya no quiere actuar en las representaciones de baile, si le apetecía. Me preguntó cómo era y le expliqué que algo parecido a lo que hacen en el instituto "los recreos poéticos", y que ella saldría al escenario a leer dos poesías. La directora habló en persona con ella y le dijo que estaría encantada con su colaboración y se lo pidió expresamente. Y fue ahí cuando dijo el sí.

Esta semana se ha estado grabando en el móvil la voz, las pausas y la vocalización.

Et voilà: leyó con mucha serenidad y sin nervios.

Lo mejor fue que luego recibió un aluvión de felicitaciones; y gente que quería conocer sus poemas. Hasta cuatro personas los leyeron in situ y se quedaron muy sorprendidas... Hubo otros tantos que la animaron a seguir escribiendo...

Y ella de subidón por su satisfacción personal y por el reconocimiento ajeno.