Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 11. Escritura: Etapa de atención temprana y primera etapa

ESCRITURA: PRIMERA ETAPA

OBJETIVOS

El objetivo general de esta etapa es que el alumno desarrolle las habilidades perceptivas y motrices para trazar todo tipo de líneas necesarias para hacer más adelante las primeras letras y enlazarlas.

Los objetivos específicos son que el alumno:

  1. Sostenga el instrumento de escribir del modo más adecuado para controlar y ver los trazos que realiza.
  2. Sea capaz de trazar de modo automático, en la dirección correcta, todo tipo de líneas. El niño debe saber dónde comenzar el trazo, qué trayectoria seguir y hacerlo habitualmente.
  3. Controle sus movimientos manuales de modo que puede inhibirse a tiempo para no sobrepasar los límites señalados para cada uno de los trazos.
  4. Adquiera una destreza manipulativa para el trazado que le permita ajustarse a las rayas de puntos o líneas discontinuas de los trazos, sin perder la soltura del movimiento.
  5. Copie de un modelo diversas líneas y grafismos: vertical, horizontal, cruz, círculo, montaña, ola, etc.
  6. Trace al dictado, sin modelo, las líneas y grafismos que se le indiquen: línea vertical, horizontal, inclinada, ondulada, la cruz, el uno, el círculo, varias montañas seguidas, una línea ondulada, etc.

En esta etapa es muy importante enseñar al niño desde el principio la dirección correcta de cada trazo. Se hace así para ayudarle a interiorizar los trazados y facilitarle el enlace posterior de las letras, escribiendo hacia la derecha, como es el sistema de nuestro lenguaje escrito. Con el aprendizaje de la dirección correcta se economizan movimientos y esfuerzo, ganándose en claridad y legibilidad de la letra. Se adquiere con más facilidad el automatismo motor que, como hemos dicho, deja libre el pensamiento para el mensaje a transmitir.

En principio, las direcciones que habitualmente conviene respetar son de arriba abajo y de izquierda a derecha. Como luego explicaremos, el trazado del círculo conviene hacerlo en la dirección que después facilitará escribir la a, y la d, enlazándolas con las letras que se escriban a continuación, por lo tanto debe trazarse en el sentido opuesto al de las agujas del reloj.

El orden de aprendizaje de los trazos de preescritura no difiere, a grandes rasgos, del que es habitual para el resto de los alumnos en edad pre-escolar. Las diferencias que nosotros aconsejamos están más en relación con el tamaño de los trazos, con un mayor número de pasos intermedios que son más sencillos, que están graduados con más ejercicios y con algunas ayudas gráficas. Por último, el niño con síndrome de Down necesita realizar mayor número de ejecuciones que otros niños para interiorizar y ser capaz de trazar automáticamente los diferentes grafismos. Cada profesor preparará las láminas que su alumno necesite.

En relación con los cuadernos de preescritura, preparados para niños sin dificultades, que se utilizan en la escuela común, raramente pueden usarse sin adaptaciones con los niños con síndrome de Down. La mayoría siguen un orden de dificultad muy rápido. Algunos tienen demasiadas ejecuciones en cada página, que fatigan al niño, otros tienen un tipo de trazados muy difíciles o muchas líneas juntas que el niño no percibe bien. Aconsejamos consultarlos, entresacar ejercicios o ideas y hacer algunas adaptaciones que casi siempre consisten en eliminar algún trazado y en hacer ampliaciones de otros.

Nuestro consejo es que tomando ideas de este libro, se preparen para cada niño sus hojas, de escritura y se modifiquen según sean sus progresos y sus dificultades. Las hojas pueden fotocopiarse con la ayuda del ordenador (computadora) o fotocopiadora a color para que el alumno repita los ejercicios con material bien presentado.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae