Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 7. Lectura: Primera etapa.
Percepción global y reconocimiento de palabras escritas

Descripción y uso del material básico

CUENTOS COMERCIALES

Es muy estimulante para los niños con síndrome de Down leer cuentos comerciales, al igual que lo hacen sus hermanos o sus compañeros de clase. Actualmente existe material abundante en las buenas librerías que conviene revisar periódicamente para analizar y seleccionar todo lo que sea de interés. Varias editoriales tienen colecciones de libros secuenciados para lecturas en orden creciente de dificultad. Los primeros contienen sólo onomatopeyas o exclamaciones, los segundos una sola palabra por página. Progresivamente, de un modo ordenado, añaden nuevas palabras con las sílabas o letras que los niños van conociendo. Algunos de estos libros pueden usarse desde el comienzo del método.

Lo fundamental es que no se pierda de vista que hay que mantener las condiciones de comprensión, fluidez y motivación durante todo el proceso lector. La elección adecuada de los cuentos comerciales juega un papel fundamental para desarrollar la afición por la lectura.

Los criterios de selección están relacionados con la presentación formal y con el contenido de cada libro. Se elegirán libros cuya presentación sea bonita, con ilustraciones agradables que eduquen al niño el gusto estético y el disfrute con la belleza plástica. Se analizará el tipo de letra para elegir en la fase inicial los libros que contengan un tipo de letra semejante a la que el niño está acostumbrado. Tanto el tamaño como el color y grosor de los trazos serán los adecuados a sus capacidades sensoriales y perceptivas. También es preciso analizar el contenido, que apenas debe sobrepasar el nivel lector del alumno. Los primeros cuentos contendrán una sola palabra por página, aunque pronto se podrá pasar a cuentos con frases cortas. Si en estas frases hay alguna palabra que el niño no conoce, el adulto la leerá hasta que el niño la aprenda.

En ocasiones será mejor cambiar el texto impreso original pegando sobre él una tira de papel en la que se escribe otro texto más adaptado a los intereses y necesidades del alumno. Este tipo de manipulación ha sido extraordinariamente eficaz con muchos de los jóvenes lectores con quienes hemos trabajado.

Los libros comprados que van formando la biblioteca que el niño tiene en casa, permite que padres e hijos disfruten leyendo juntos. Aconsejamos que se dediquen unos minutos diarios a esta actividad. A veces será el niño quien lea a sus padres, o abuelos o hermanos, demostrando así sus progresos. Otras veces serán los "otros" quienes lean para el niño, haciendo de modelo con su entonación, pausas, claridad, incitándole así a esforzarse e ilusionarse más con la lectura. Como afirmamos antes, el ambiente y modelo familiar tiene una influencia decisiva en los progresos lectores de los niños con síndrome de Down.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae