Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 7. Lectura: Primera etapa.
Percepción global y reconocimiento de palabras escritas

Descripción y uso del material básico

TARJETAS-PALABRA

Las tarjetas-palabra se preparan 2 o más tarjetas de 15 x 5 cm. por cada una de las tarjetas-foto y tarjetas-dibujo.

ficha 16

Ficha 16 Archivo ppt Archivo pdf

En las tarjetas se escriben los nombres utilizados en las tarjetas-foto o tarjetas-dibujo, trazando el mismo tipo de letra, de igual tamaño y color. Es preciso que sea así porque el objetivo de este material es que el niño realice ejercicios de asociación de palabras iguales. En fases posteriores asociará palabras iguales aunque estén escritas con diferente caligrafía, tamaño y color.

Para trabajar con este material se empieza mostrando al niño la primera tarjeta que se ha hecho con su foto y su nombre, Se hacen comentarios sobre la foto y se invita al alumno a que se fije bien y haga lo mismo.

—¡Mira! ¿Quién es?

—Miriam

—¡Eres tú! Tienes un vestido muy bonito... (señalando la foto) Tiene flores.

—¿Qué es esto...?

—Las gafas.

—Y esto... son las coletas.

Después de un diálogo parecido a éste se ayuda al niño a fijarse en la palabra escrita debajo de su foto.

—Mira, aquí pone Miriam (señalando la palabra). ¡Tu nombre!

—Yo leo: Miriam. Ahora lee tú.

—Miriam

—Bien, has leído tu nombre: Miriam.

Después se atrae la atención del alumno sobre la tarjeta-palabra que sólo tiene el nombre escrito, y se establece un diálogo similar a éste:

—¡Miriam! ¡Mira! ¿Sabes qué pone aquí? (si la niña no contesta, lo dice el adulto)

—Miriam.

—¡Muy bien! Aquí pone Miriam (señalando la tarjeta-palabra) y aquí también pone Miriam (señalando la palabra escrita en la tarjeta-foto). Son iguales.

—Ahora voy a poner Miriam, con Miriam (se emparejan los dos nombres poniendo la tarjeta-palabra encima de la palabra de la tarjeta-foto).

Se toma otra tarjeta en la que sólo está escrito el nombre y se invita al alumno a que haga lo mismo con ella.

—Toma, otra tarjeta igual

—¿Qué pone aquí?

—Miriam

—Bien, ahora pon tú "Miriam con Miriam". Encima.

—Bien. Ahora dime qué pone

—Miriam...

En la sesión siguiente se repite la misma actividad. Si se considera que el alumno la ha comprendido y la recuerda se avanza introduciendo una nueva palabra.

La segunda tarjeta-foto puede ser la de papá o mamá. La forma de presentársela es la misma que antes. Después se trabaja con las 2 palabras. Esta actividad tiene más dificultad porque el alumno tiene que discriminar entre las 2 palabras pero, por otra parte, tiene la ventaja de que con varias tarjetas pueden hacerse más actividades, lo cual sirve al alumno para progresar en su atención.

Los diversos ejercicios que pueden realizarse son:

  1. Asociación o emparejamiento de las tarjetas-foto con sus tarjetas-palabra.
  2. Asociación de las tarjetas-palabra con las tarjetas-palabra que son iguales.
  3. Clasificación: de todas las tarjetas que son iguales. Se necesitan 4 ó 5 tarjetas de cada una de las palabras.
  4. Selección: se pide al alumno que seleccione la tarjeta-palabra que se nombra.
  5. Denominación: se pide al alumno que mire y diga el nombre de la palabra que está escrita en cada una de las tarjetas que se le muestra.

Estas actividades están ordenadas en grado creciente de dificultad. Para que el alumno pueda realizar una, tiene que tener seguridad con la anterior. Hay que tener en cuenta que entre una y otra hay un tiempo de maduración que no se puede saltar y hay que esperar a que el alumno esté preparado para el paso siguiente.

Esta forma de trabajar, como queda reflejada en el capítulo 4, es válida tanto para reconocer palabras muy variadas que designan personas, animales o cosas, así como colores, tamaños, etc. Si el alumno ya las conoce desde la etapa de estimulación, porque ha realizado actividades de aprendizaje perceptivo-discriminativo ahora sólo debe darse cuenta de que tiene que hacer el mismo trabajo de atención, discriminación, asociación, clasificación y selección. La diferencia es que ahora debe realizar esas actividades con tarjetas-foto y tarjetas-palabra y no sólo con los dibujos de sus tarjetas.

Cuando el alumno trabaja con 3 o más tarjetas se pueden hacer actividades como:

  1. Colocar las tarjetas-foto sobre la mesa en 1 o 2 filas. Se entrega al alumno una tarjeta-palabra para que la coloque encima de la palabra escrita en la tarjeta-foto correspondiente. También se le pueden ofrecer al mismo tiempo todas las tarjetas-palabra, y que él elija una cada vez y la coloque en el sitio que corresponde.
  2. Se le entregan al alumno tarjetas-palabra repetidas como mínimo 4 de cada palabra. El alumno tiene que clasificar todas las tarjetas, agrupando las que son iguales, en tantos grupos como palabras diferentes haya. Se empieza trabajando con 2 palabras diferentes. No conviene hacerlo con más de 5.
  3. Se disponen sobre la mesa las tarjetas-palabra que el alumno está aprendiendo. El profesor le pide una y él tiene que seleccionarla y entregársela.
  4. Se entregan al alumno las tarjetas-palabra, el profesor se queda con las tarjetas-foto. La actividad consiste en que el alumno tiene que coger una de las que tiene en la mano, leerla y pedirle al profesor, nombrándola, la tarjeta-foto correspondiente.
  5. Se puede invertir el orden, entregarle al alumno las tarjetas-foto, y el profesor se queda con las tarjetas-palabra. Ahora le toca pedir al profesor, pero en lugar de decir el nombre, le dice "dame ésta... " enseñándole unos segundos una de las tarjetas. El niño debe mirar, reconocer y retener dicha palabra para buscarla entre sus tarjetas.
  6. Se ponen encima de la mesa todas las tarjetas-palabra, en un sólo montón y vueltas hacia abajo. Se reparten las tarjetas-foto entre alumno y profesor y cada uno los coloca frente a él, sobre la mesa. Por turno se coge una tarjeta del montón, se lee y si se tiene la tarjeta-foto se coloca encima, si no, se vuelve a dejar en el montón y "gana" quien acaba antes su asociación.
  7. El profesor va enseñando al alumno las tarjetas-palabra para que las lea. Si lo hace correctamente, la tarjeta se la queda el alumno, si no la reconoce, la tarjeta es para el profesor y "gana" el que tiene más tarjetas. Si el profesor ve que el alumno ha cometido muchos errores puede darle "otra oportunidad". En esta ocasión, cuando el alumno no lea una palabra se le ayuda con pistas: "es un animal", "sirve para... ", hasta que dé la respuesta correcta y consigue "ganar todas las tarjetas".
Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae