Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 9. Lectura: Tercera etapa. Progreso en la lectura

DIFICULTADES Y SOLUCIONES

Algunos de los problemas que aparecen en la lectura que realizan los alumnos con síndrome de Down, son semejantes a los que presentan otros alumnos con dificultades de aprendizaje. Los problemas de articulación son más específicos de este grupo particular de alumnos.

Las sustituciones de letras, sílabas o incluso palabras, pueden hacerlas tanto en la lectura en voz alta, como cuando hacen lectura silenciosa. La sustitución de una letra por otra puede producirse por su parecido morfológico, como m y n, o h y ch, o por un problema articulatorio. Si el niño no puede producir plato, a lo mejor hace una sustitución diciendo prato. Estos errores se producen con más frecuencia en los fonemas que se emitan usando un punto de articulación próximo y en aquellos que precisan un cambio rápido de los movimientos de los órganos fonoarticulatorios. También se producen en los fonemas que precisan de vibración en la punta de la lengua.

La sustitución de una palabra por otra puede deberse a una lectura demasiado rápida en la que el alumno anticipa un contenido que no se corresponde con lo escrito. Otras veces es porque el alumno quiere dar sensación de seguridad y de rapidez, no quiere detenerse a descifrar y dice lo que se le ocurre si cree que va a tener dificultades con la palabra.

Cada error hay que analizarlo y averiguar la causa para intervenir adecuadamente. El alumno tiene que entender qué ocurre. Se le explicará de un modo simpático y positivo para evitar que se sienta mal, se bloquee y no quiera seguir leyendo. Se le explica su error, el profesor escribe la palabra de un modo realzado y la lee despacio pronunciándola bien. Después la lee el alumno. A continuación lee de nuevo toda la frase.

Las inversiones, en virtud de las cuales el lector altera el orden de alguna letra o de alguna sílaba, suelen darse en la lectura de sílabas inversas que el alumno lee como si fueran sílabas directas y al revés. Conviene realizar ejercicios de atención y percepción con esas sílabas realzadas, de un modo semejante al explicado en la etapa del aprendizaje de las sílabas. Pueden realizarse ejercicios de mira y di, con varias sílabas directas e inversas seguidas.

Las omisiones de letras, sílabas e incluso palabras son más frecuentes en las etapas iniciales de la lectura y van desapareciendo conforme el alumno progresa. La omisión más frecuente es la de la consonante final de la palabra (jamón, camión, ratón) o de la consonante intermedia de las sílabas de tres letras (prado, blusa, broma). La omisión de una sílaba se produce si la palabra a leer es muy larga o si es una palabra poco conocida. Algunas omisiones de letras se producen como consecuencia de los problemas articulatorios que tiene el alumno. Son más difíciles de corregir, incluso convendría no insistir mucho en ello si va a ser perjudicial para la comprensión o motivación. La frecuencia de los errores se incrementa cuando la lectura es más rápida. Por ello, una buena estrategia es recordar al alumno, antes de que empiece a leer, que debe hacerlo despacio, pronunciando y entonando bien para evitar confusiones, para que pueda enterarse de lo que lee y para que le entiendan quienes le escuchan.

Los cambios de línea en la lectura de párrafos pueden producir cierta desorientación a algunos alumnos. A veces repiten la lectura de la que acaban de leer, mientras que otras veces se saltan de línea. En interesante observar cómo los alumnos de diferentes lugares, de un modo espontáneo y natural, sin enseñanza ni modelos previos, descubren el modo funcional y práctico de ayudarse siguiendo las líneas con un lápiz u otro instrumento. Esta sería la estrategia que se puede enseñar a los alumnos que no la descubran por sí mismos y que se pierden de línea.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae