Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 12. Escritura: Segunda etapa

ESCRITURA DE FRASES

Para los niños con discapacidad intelectual en general, y para los niños con síndrome de Down en particular, es una tarea difícil la escritura de frases pensadas por ellos mismos. La elaboración de ideas y pensamientos que deben transmitir por escrito de un modo legible (aspecto gráfico) y de un modo inteligible (aspecto lingüístico) es una tarea muy compleja, en la que intervienen funciones mentales que son, precisamente, en las que tienen dificultad.

Para que los niños vayan aprendiendo a hacerlo cada vez mejor, necesitarán ayudas diversas a lo largo del proceso.

En las fases iniciales se puede preguntar al alumno sobre sus experiencias vividas por él recientemente para ayudarle en la creación, pensamiento e ideación de qué puede escribir. Por ejemplo el alumno puede contar qué ha hecho ese día o qué ha comido. Se le ayuda a estructurar una frase sencilla en la que se recoja una idea fundamental. Después se le invita a escribirla.

Otro modo de ayudarle es el de poner dibujos en la hoja de papel. Estas ayudas pueden ser la foto de un objeto o de una escena para que el niño piense una frase que tenga relación con lo que ve. Después el alumno la expresará oralmente. Es posible que la estructura gramatical no sea correcta o incluso que la idea esté un poco confusa y expresada de un modo desordenado. El profesor intervendrá para ayudarle a mejorarla, respetando la idea y contenido de lo que el alumno ha pensado. A continuación, el alumno la escribirá.

ficha 256

Ficha 256 Archivo ppt Archivo pdf

ficha 257

Ficha 257 Archivo ppt Archivo pdf

Con suficiente práctica el alumno será capaz de escribir frases relacionadas temporalmente por el orden de sucesión de los hechos. Se preparan láminas que representen acciones para que el alumno explique qué sucede. Después escribirá tres frases cortitas.

ficha 258

Ficha 258 Archivo ppt Archivo pdf

Conviene trabajar mucho este tipo de actividad porque los alumnos con síndrome de Down tienen dificultades específicas para organizar la explicación de los acontecimientos que se suceden en el tiempo.

Es muy frecuente que frases que se dicen con una longitud de 4 o 5 palabras, queden reducidas a 2 o 3 cuando se escriben. Esto puede deberse tanto a los problemas de memoria secuencial que tienen las personas con síndrome de Down, como a sus dificultades motrices que, de algún modo, inhiben, frenan y reducen su capacidad expresiva cuando tiene que manifestarse por escrito, empujándoles a terminar cuanto antes. Una frase que oralmente «es el niño come la pera», puede quedar escrita «niño pera» o «come pera». Una de las estrategias de intervención preventiva es que la frase pensada y bien elaborada, aunque sea con la ayuda del profesor, la repita dos o tres veces verbalmente. Esto ayuda al niño a retener mayor número de palabras y escribirla sin omitir elementos.

Desde el principio de esta tarea, al igual que se hacía en el aprendizaje de la lectura con la composición de frases, se enseña al alumno a construir frases de 2 o 3 palabras con una estructura correcta por ejemplo: «bebo agua», «veo la tele», «papá lee». Poco a poco escribirá frases más largas y más creativas. Se le ayudará a superar la etapa en la que con un solo verbo comodín construye todas las frases prácticamente iguales. Otras veces puede suceder que emplee siempre el mismo sujeto. La estrategia inicial para evitarlo es ofrecerle, varios verbos, sujetos y complementos escritos en una hoja. El niño debe elegir la combinación que quiera para construir frases distintas, no utilizando más que una vez cada una de las palabras. Este entrenamiento le servirá para escribir frases pensadas por él, sin ayuda, en las que siga la norma de no usar 2 veces el mismo verbo, complemento, o sujeto.

En todas estas actividades se intenta que el alumno piense y elabore lo que va a escribir, por lo que la actitud del profesor ante el resultado caligráfico será tolerante. Como siempre, aconsejamos que se ayude al alumno a avanzar. En el lenguaje escrito es muy probable que siempre se encuentren fallos: en caligrafía, en ortografía, en gramática, etc. Si siempre se le corrige, se le hace repetir, se señalan los fallos, etc., el alumno optará por no seguir. Por tanto, es preciso no agobiarle con correcciones constantes en varios frentes a la vez. Es mejor trabajar en un solo objetivo, para no exigirle demasiado. De este modo hará un progreso específico, que es lo que se valorará en ese momento.

En la etapa del progreso de la escritura veremos cómo intervenciones concretas en cada uno de los aspectos del lenguaje escrito, al final sirven para que se note un gran progreso en todo el conjunto de la comunicación escrita.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae