Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 4. Método de aprendizaje perceptivo-discriminativo

ASOCIACIÓN

MODO DE TRABAJAR

Actividades de asociación con lápiz y papel

El trabajo de asociación con papel y lápiz (o rotulador, o pinturas gruesas), se inicia cuando el alumno tiene destreza manual y coordinación visuomotora suficientes como para sostener el instrumento y hacer algunas líneas frenando el trazo a la llegada. Inicialmente será suficiente con que sepa hacer líneas horizontales que le permitan subrayar o hacer una línea desde un dibujo hasta otro. Más adelante, de acuerdo con su progreso en el programa de preescritura, rodeará con un círculo los estímulos que son iguales a los del modelo, o tachará con una cruz los que son diferentes. De este modo, en la tarea asociativa, se refuerza el progreso de la preescritura, combinando ambos programas.

El uso de las etiquetas autoadhesivas, papeles recortados y pegamento es muy útil pero puede resultar difícil para algunos niños por sus limitaciones manipulativas. Convendrá esperar un tiempo o prestarle ciertas ayudas hasta que tenga suficiente práctica y destreza como para no distraerse del objetivo fundamental, que es la búsqueda y localización de los dibujos a asociar, que se completa con la acción motora.

El trabajo en hoja de papel tiene la gran ventaja de que el educador puede tener las fichas u hojas preparadas, debidamente secuenciadas en los diferentes niveles asociativos, perceptivos y discriminativos que quiere que el alumno trabaje. También facilita una preparación instantánea, durante la sesión con el alumno, ante las señales que el niño emita ya sea porque lo presentado no lo entiende y hay que ofrecérselo de otro modo, ya sea porque es demasiado difícil y hay que preparar sobre la marcha otra tarea con un nivel más sencillo. Otras veces el niño realiza el trabajo con demasiada soltura y facilidad, lo domina ya, y conviene ofrecerle una hoja nueva con una pequeña dificultad que le ayude a avanzar. Además, las hojas de trabajo en papel pueden reproducirse a mano, con fotocopiadora o con impresora si se bajan de un archivo, de modo que el alumno pueda realizarlas más veces en su casa o en el colegio sin que le suponga un esfuerzo muy grande puesto que es un trabajo que ha comprendido, ha realizado y lo único que se le pide es más práctica para mejorar.

Este trabajo preparado en hojas de papel, debe contener todo tipo de dibujos e imágenes que ayuden al niño a repasar y aumentar el vocabulario, los conocimientos que va adquiriendo, incluidos los referidos a las propiedades de los objetos y las relaciones o asociaciones que hay o que pueden establecerse entre unas cosas y otras. Como hemos dicho, la tarea perceptivo-discriminativa va acompañada de una respuesta grafomotora que, lógicamente, estará en consonancia con el nivel que el niño tenga en sus habilidades manipulativas y en sus tareas de preescritura.

Los educadores pueden sacar muchas ideas útiles de los materiales impresos, comerciales, estandarizados que existen para alumnos de preescolar, o bajarlos del archivo o de internet. Nuestro consejo es que no intenten que los alumnos con síndrome de Down realicen esas hojas de trabajo siguiendo la misma secuencia, una hoja después de otra. Es frecuente que la presentación de los gráficos no sea la conveniente en un momento dado para el niño con síndrome de Down. A veces, porque el dibujo no es reconocible, otras, porque el tamaño del trazado no puede realizarlo todavía, otras, porque no puede entender el concepto o conceptos que subyacen en ese trabajo. Si el niño está integrado en una clase común realizando mal la tarea, o de un modo mecánico, imitando al compañero, no interiorizando nada, no sólo es una pérdida de tiempo y de dinero, sino que puede suceder que el alumno pierda interés por el trabajo que se realiza en papel, e incluso desarrolle conductas inadecuadas como romperlo, mancharlo o tirarlo. Por tanto, si el alumno trabaja con el material común, igual que el de sus compañeros de clase, conviene vigilar y estar muy atentos para asegurarse de que comprende la tarea y la realiza solo. No se permitirá que simplemente "copie" lo que hace el compañero y menos aún que sea el niño que tiene al lado quien lo realice en su lugar.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae