Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 13. Escritura: Tercera etapa. Progreso de la escritura

INTRODUCCIÓN

Durante las etapas primera y segunda del método de escritura, el niño con síndrome de Down ha aprendido el trazado de las letras y ha escrito sus primeras palabras y frases con intención comunicativa. Sin embargo, aún queda un largo camino para que el adolescente logre un nivel de lenguaje escrito que esté a la altura del resto de sus capacidades, para que se adapte a los requisitos o exigencias mínimas que la sociedad espera de la comunicación escrita de los adultos, y para que sea cauce adecuado de expresión de sus necesidades comunicativas. Además, en ocasiones, debe favorecer la expresión de la notable capacidad literaria que muestran algunas personas con síndrome de Down.

El objetivo fundamental durante esta tercera etapa de progreso en la escritura es de carácter lingüístico, aunque no debe dejarse de lado el trabajo caligráfico.

La afirmación de que hasta los 12 o 13 años de edad cronológica no se adquiere un dominio de la escritura, ni se llega a un estilo personal propio es cierta para los alumnos sin discapacidad. Si pensamos ahora en los niños con síndrome de Down, con su retraso, con su lentitud, con sus dificultades lingüísticas y motrices, podemos deducir fácilmente que ese dominio no se logrará hasta avanzada proponga a los jóvenes un trabajo propio de un niño pequeño. Es preciso adaptarse a sus distintas edades la adolescencia y primeros años de juventud. En la actualidad estamos viendo notables progresos en la escritura de adultos jóvenes con síndrome de Down que reciben un apoyo educativo. Todo esto no significa que las tareas y actividades se infantilicen y se que, en este caso serán la psicológica, la mental, la social, la lingüística y la de su motricidad fina. Como ejemplo, consideramos ofensivo que un alumno adolescente con graves dificultades para un trazado legible, haga trabajos de escritura propias de la etapa de educación preescolar o de primaria. El profesor tendrá que diseñar y elaborar estrategias de intervención que armonicen el respeto a ese alumno mayorcito con la necesidad de ayudarle a mejorar en la ejecución de una letra más clara. En situaciones extremas es posible que deba limitarse sólo a un aprendizaje de la escritura manuscrita de sus datos personales, porque en ocasiones necesitará rellenar formularios. El resto de la escritura lo realizará con la máquina de escribir y el ordenador (computadora).

Para la elaboración de un buen programa de progreso en la escritura, es preciso tener en cuenta todos los aspectos que intervienen en la calidad del lenguaje escrito. De este modo, las estrategias de intervención y de mejora se diseñarán de un modo específico para cada una de esas facetas. Se sabrá en cada momento qué se pretende conseguir. Así, tendremos en cuenta la caligrafía, la ortografía, el vocabulario, la morfosintaxis, el contenido del mensaje a transmitir y la creatividad.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae