Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 7. Lectura: Primera etapa.
Percepción global y reconocimiento de palabras escritas

Descripción y uso del material básico

TARJETAS-FRASE

El objetivo fundamental de las tarjetas-frase es que el alumno lea con fluidez y comprensión, en cualquier orden en que se le presenten, distintas frases formadas con las palabras que reconoce fácilmente cuando se le presentan de una en una. La longitud de la frase no debe sobrepasar la capacidad de comprensión y de retención por parte del niño de todo el mensaje, evitando que haga sólo un reconocimiento superficial, un «leer» por «leer», sin enterarse. Las cartulinas pueden ser de 24 x 3 cm.

Las tarjetas-frase permiten realizar un trabajo complementario de atención, así como de estructuración sintáctica que facilitarán al niño sus trabajos posteriores de escritura y redacción. He aquí algunos ejemplos:

- EJERCICIO 1

Un modo de hacerlo es preparar dos tarjetas-frase iguales. Una servirá de modelo, la otra, después de ser leída por el niño, se recortará despacio, ante la vista del alumno, separando las palabras aunque manteniendo los artículos junto a sus sustantivos en el mismo trocito de cartulina. A continuación, se le entregan todos los trozos al niño para que los ordene formando una frase igual a la del modelo que no se ha recortado. De este modo, el niño sólo tiene que hacer la selección y asociación de palabras iguales. Debe empezar por la izquierda y seguir el orden correcto.

En cuanto haya adquirido cierta soltura, se le eliminará la frase modelo. Por tanto, leerá la tarjeta-frase, se recortará y después deberá componerla de "memoria", recordando la frase y buscando en su orden cada una de las tarjetas-palabra. Finalmente todo este trabajo le facilitará la elaboración de sus propias frases, que el adulto escribirá al dictado que le haga el niño o que el propio niño compondrá con las tarjetas-palabra de que dispone, porque todavía no sabe escribir.

Coordinando estas tareas con las que se realizan con los libros personales y para mantener el objetivo de funcionalidad, se prepararán frases con los verbos que está aprendiendo, así como frases de uso diario que expresen sus acciones, necesidades o fórmulas de cortesía. Conforme el niño es capaz de retener más información, se ampliará la longitud de las frases. Sin embargo, conviene mantener, durante cierto tiempo, la longitud que permita al niño ver toda la frase, de una ojeada, porque así se prepara interiormente, sin darse cuenta, para la administración del aire durante la lectura en voz alta.

Lo hacemos así para evitar parones y lectura entrecortada que, a veces, se produce por los titubeos del niño en el reconocimiento de las palabras y, otras veces, se debe a problemas fisiológicos de coordinación de movimientos, de respiración y de ritmo. Por este motivo es preciso elegir el contenido y la longitud de los enunciados, teniendo en cuenta las características del alumno.

- EJERCICIO 2

Con el objetivo de promover en el niño un cierto protagonismo y toma de decisiones se le pueden ofrecer 3 frases cortadas cada una en 2 partes, dejando el sujeto en una cartulina y el predicado en otra. El niño puede elegir la combinación que quiera, poniendo cada uno de los sujetos con un predicado. Después leerá las 3 frases seguidas.

ficha 30

Ficha 30 Archivo ppt Archivo pdf

Inicialmente las frases se prepararán de modo que, sea cual sea la combinación que el niño establezca, sean adecuadas.

Por ejemplo: «mi papá come pollo, la abuela mira la tele, el niño bebe leche».

Más adelante se pueden poner frases que, al separarlas, después no pueden combinarse de cualquier modo los sujetos con los predicados porque podrían dar lugar a algún absurdo o falsedad.

Por ejemplo: «mi mamá hace la comida, el gato pequeño toma leche, mi papá sale de viaje».

- EJERCICIO 3

Algunas tarjetas de frases deben contener órdenes sencillas que el niño debe ejecutar. De este modo hace una lectura más atenta e inteligente, ejercitando su memoria y demostrando con su acción la comprensión y retención de la información escrita. Conviene que algunas de las órdenes pueda realizarlas sin moverse de su silla para evitar distracciones y dispersión. Se pueden poner varios objetos encima de la mesa y ofrecerle frases que digan: «dame el coche pequeño», «agarra la goma roja» u otras parecidas.

- EJERCICIO 4

Otro modo lúdico de trabajar con las frases, es disponer de viñetas que ilustren el mensaje, de modo que el niño pueda asociar la tarjeta-frase con la tarjeta-escena. En la fase inicial serán las frases y escenas muy diferentes pero, poco a poco, se prepararán de 3 a 5 viñetas, con sus correspondientes frases, que están relacionadas entre sí de un modo secuencial, como una pequeña historia. El niño, además de asociar cada frase con una escena, deberá comprender la secuencia y realizar un trabajo de ordenación lógica.

Este trabajo puede ampliarse y hacerse cada vez más complejo, de modo que el niño, sin casi darse cuenta, realiza un progreso lector excelente.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae