Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 11. Escritura: Etapa de atención temprana y primera etapa

INTRODUCCIÓN

En la actualidad sabemos que las personas con síndrome de Down tienen más capacidad para un conjunto de adquisiciones académicas de las que se suponía hace unos años. Para que esta capacidad pueda desarrollarse es preciso que los distintos servicios y personas que giran alrededor de un niño o joven con síndrome de Down, desde que nace hasta que abandona la escuela, estén convencidos de que tiene derecho y posibilidades de participar en la cultura y beneficiarse de un modo claro y objetivo de las enseñanzas escolares. Con este convencimiento, los programas de atención, desde el nacimiento hasta la incorporación al mundo laboral, tendrán en cuenta una serie de objetivos y actividades que son necesarios para facilitar y consolidar el aprendizaje de la lectura y de la escritura.

Por este motivo, aunque describimos tres etapas para la enseñanza sistemática de la escritura, que se empiezan en el momento en el que el niño sostiene en su mano un instrumento para pintar, damos una gran importancia a la preparación previa que debe hacerse en los llamados programas de Estimulación precoz o Atención Temprana. Los profesionales que atienden a los niños con síndrome de Down menores de 3 años, deben tener presentes las necesidades de ese niño que poco después empezará a leer y a escribir. Por este motivo damos un poco más adelante unas pequeñas sugerencias sobre cómo puede hacerse esa preparación previa del niño.

En la enseñanza sistemática de la escritura propiamente dicha distinguimos tres etapas.

La primera etapa la consideramos previa a la escritura porque los objetivos van encaminados a lograr el dominio de los trazos, sin hacer letras y a desarrollar el control motor. El niño aprende y practica el trazado de las líneas que le servirán después para hacer las grafías. Se da prioridad a los aspectos perceptivomotores frente a los lingüísticos.

La segunda etapa es la llamada de iniciación a la escritura porque el alumno empieza a trazar las letras y a enlazarlas formando sílabas y palabras. También escribe sus primeras frases. Aunque en esta etapa sigue dedicándose especial atención a los aspectos gráficos, incluso empezamos a hablar ya de caligrafía, se trabajan también los componentes lingüísticos del lenguaje escrito. El niño empieza a transmitir significados, aunque sean tan elementales como una palabra sola.

La tercera etapa es la denominada de progreso en la escritura. En ella, sin descuidar la caligrafía, (¡siempre tan difícil para los alumnos con síndrome de Down!), se atiende fundamentalmente al significado, al contenido, al qué se transmite y a cómo se hace desde el punto de vista de las normas de la lengua. Por tanto, la ortografía, la gramática, la morfología y la sintaxis ocupan un lugar destacado en la programación, en el desarrollo de las sesiones y en la realización de los ejercicios.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae