Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 12. Escritura: Segunda etapa

MODO DE TRABAJAR

La enseñanza-aprendizaje de letras, sílabas y palabras en sus aspectos fundamentales se hace de un modo semejante en los tres casos.

Se prepara una hoja de papel en cuya parte superior está escrito el nombre del niño, (la letra, la sílaba o la palabra en su caso), en tamaño grande,

ficha 223

Ficha 223 Archivo ppt Archivo pdf

con rotulador rojo de punta gruesa. Debajo se escribe de nuevo el nombre, (letra, sílaba o palabra), con línea de puntos o trazo discontinuo. El objetivo es que el niño haga un ejercicio de repasar por encima. El profesor llevará la mano del niño para dirigirle en los giros y movimientos de desplazamiento y para evitar que levante la mano. Poco a poco, el niño se da cuenta de que no se trata de dibujar, sino que es necesario trazar de un modo determinado. Después del ejercicio de repasar por encima, se le puede decir al niño que lo copie. Al principio le saldrá sólo un garabato ilegible, pero el movimiento de desplazamiento con las subidas y bajadas imitando la acción de escribir su nombre, es un buen ejercicio de entrenamiento.

A continuación se empezará la enseñanza del trazado de las vocales que tiene el nombre del niño. Se elige la más sencilla o más significativa. En la parte superior de una hoja se escribe cuatro o cinco veces la vocal elegida. Como ya hemos dicho, se hará con rotulador rojo de punta gruesa.

ficha 224

Ficha 224 Archivo ppt Archivo pdf

Las letras estarán trazadas con la máxima perfección posible, igualadas entre sí en cuanto a los rasgos y al tamaño. Serán suficientemente grandes como para que el niño perciba con claridad la forma, los rasgos y se dé cuenta de la dirección a seguir.

Debajo de cada letra se escribe otra del mismo tamaño, con líneas de puntos. Puede usarse otro color y grosor para trazarla. Se señala con un punto grueso, que destaque bien, el sitio exacto en el que hay que apoyar la punta del lápiz para iniciar el trazo. Las primeras vocales las trazará llevado de la mano del profesor si lo acepta de buen grado. En el momento en el que el niño haya interiorizado la dirección y tenga cierto control del movimiento trazando la letra de forma automática, empieza a limitarse el espacio con paralelas para que escriba las letras entre ellas. El objetivo de esta limitación espacial es que el niño trace las letras de un tamaño semejante y proporcionado. Inicialmente el espacio entre las paralelas tendrá la suficiente anchura como para que el niño trace las letras del mismo tamaño que lo ha hecho en el papel sin pautas. Se preparan 3 filas de paralelas.

ficha 225

Ficha 225 Archivo ppt Archivo pdf

En la fila superior el profesor escribe las letras modelo. En la segunda fila se preparan las letras escritas con líneas de puntos para que el niño las repase, destacando con un punto el lugar de inicio. La tercera fila es como la segunda, pero sin la ayuda gráfica del punto que señala el sitio en el que se comienza el trazado. El alumno debe esforzarse y recordarlo.

Después de realizar varias láminas el niño será capaz de trazar esa letra con seguridad y rapidez, siguiendo la dirección correcta. En ese momento puede dejarse en blanco una de las filas de paralelas, sin las letras hechas con líneas de puntos. Sólo se señala el lugar de comienzo de cada letra.

ficha 226

Ficha 226 Archivo ppt Archivo pdf

Si el niño se pierde al comenzar la tarea y se ve que no es capaz de trazarla, se volverá a la ayuda gráfica de las líneas discontinuas.

Poco a poco se disminuye la anchura de las paralelas y se observa cuál es el tamaño más adecuado para un buen resultado, en función de la evolución neuromotriz del alumno. Hay que tener cuidado porque si hay poco espacio, rebasará los límites. Si hay un espacio grande, su grafía quedará pequeña y desigual y no se conseguirá que interiorice un tamaño semejante para el mismo tipo de letras, que en este caso son las vocales.

Durante bastante tiempo será necesario que el alumno se ejercite en el trazado de cada letra en hojas de trabajo que tengan cuatro filas de paralelas. La primera fila es para el modelo que pone el profesor, la segunda es para las letras hechas con líneas de puntos, la tercera se deja sin ayudas gráficas para que el niño muestre cómo va aprendiendo a hacerlo solo, y la última fila se prepara con letras hechas con línea discontinuas para que el niño las repase, terminando así la tarea con un resultado aceptabe.

ficha 227

Ficha 227 Archivo ppt Archivo pdf

El trabajo de aprendizaje de las consonantes se hace de un modo semejante. Se empieza con las consonantes que tiene el nombre del alumno.

ficha 228

Ficha 228 Archivo ppt Archivo pdf

Después se eligen aquellas que se trazan con facilidad y que, además, se encuentran con mayor frecuencia en las palabras que el niño lee con soltura, por ejemplo m, p, t, l, c, n, d, s.....

ficha 229

Ficha 229 Archivo ppt Archivo pdf

Esto permite realizar algunas tareas en las que la lectura y la escritura se refuerzan mutuamente.

Se dejan para el final las letras más difíciles de trazar por sus giros, como la g, j, f. Por último se practican las de muy poco uso en español como la k, x y w.

Los pasos a seguir son semejantes a lo explicado para el aprendizaje de las vocales: 1) repaso de la consonante trazada con líneas discontinuas en papel sin pautas, con modelo realzado en la parte superior; 2) repaso de la letra escrita entre paralelas con línea de puntos; 3) copia de la letra-modelo, con la ayuda gráfica de un punto que señale el lugar de comienzo; 4) trazado de la letra sin ayuda.

Para las letras altas como la l, t, b, se preparan paralelas con 3 líneas y 2 espacios, pueden ser de 7 y 5 mm.

ficha 230

Ficha 230 Archivo ppt Archivo pdf

El espacio de arriba será más ancho que el de abajo. La línea superior puede hacerse más gruesa o de color diferente a las otras. El objetivo de esa línea es ayudar al niño para la ejecución de un trazo más largo hacia arriba, que debe tocar la línea, sin sobrepasarla antes de seguir hacia abajo. Si la letra es la l, es muy fácil que el giro lo haga antes de tiempo, sin trazar lo suficiente hacia arriba, por lo que la letra no se hace alta y parece una e, Algo semejante, pero que se muestra con mayor evidencia, sucede con las letras g, j. También para ellas se ponen 3 líneas paralelas, dejando 2 espacios. El espacio inferior tiene que ser más ancho. La línea de abajo es la que debe destacar más por su grosor o color.

ficha 231

Ficha 231 Archivo ppt Archivo pdf

El objetivo es que sirva de ayuda para que el niño continúe el trazo vertical hasta tocarla, antes de hacer el giro. Este giro suelen hacerlo con tanta rapidez que queda la letra corta. Es curioso que incluso puede verse esta particularidad al analizar la caligrafía de las personas mayores con síndrome de Down que escriben con soltura.

Para la letra f, se ponen cuatro líneas paralelas, con tres espacios. El superior e inferior deben ser iguales de anchos, y el de en medio más estrecho.

ficha 232

Ficha 232 Archivo ppt Archivo pdf

A pesar de esta ayuda gráfica es frecuente observar que el trazo alto llega hasta la línea superior, pero que les resulta más difícil que el trazo bajo llegue hasta la línea de abajo. Cuando se prescinde de las paralelas, se ve generalmente que ambos rasgos los trazan con diferente longitud.

Algunos niños con síndrome de Down pueden aprender mejor a trazar las letras y a escribir con papel cuadriculado. Los cuadritos, si se ven bien y son de un tamaño adecuado, (5 ó 6 mm. de lado al principio y nunca menores de 4 mm.), pueden ser una buena referencia para el tamaño y anchura de cada letra y para la separación entre unas y otras. La cuadrícula es una gran ayuda para tener mejor letra. Sin embargo hay niños que tienen dificultades con ella por los problemas perceptivos de figura-fondo. Otros niños tienen dificultades porque el esfuerzo de coordinación visuomotora y de control para ajustarse a los cuadritos, está por encima de sus capacidades. Conviene hacer pruebas con cada alumno antes de adoptar o rechazar el papel cuadriculado como modo de trabajar la caligrafía.

Algo parecido sucede con la anchura que deben tener las paralelas que se preparan para cada alumno. Siempre se adaptarán al momento evolutivo y a la capacidad del alumno, facilitándole la escritura y no complicándosela con mayor o menor anchura de la que es buena para él.

Para practicar el trazado de letras, cuando el niño ha interiorizado forma y dirección, es recomendable que el mínimo de anchura de las paralelas sea de 7 mm. Poco a poco pueden disminuirse hasta llegar a los 3 ó 4 mm. para los alumnos que escriben con soltura.

Los modelos de letra que ofrecemos en esta obra son muy adecuados y están ampliamente experimentados. Pueden elaborarse otros con ayuda de internet o de cuadernos impresos de escritura. Una vez más, cada profesor elegirá lo mejor para su alumno en función de sus características propias.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae