Fundacion Talita Fundacion Down 21
Libro de lectura
Fichas
Ayudas

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

Capítulo 4. Método de aprendizaje perceptivo-discriminativo

CLASIFICACIÓN

MODO DE TRABAJAR

Para las actividades de clasificación se utilizarán varios grupos de objetos, cada uno de una «familia» determinada. Siempre que sea posible se tendrán en 2 tamaños y en varios colores, para que puedan agruparse según diferentes cualidades o propiedades, como la familia o grupo al que pertenecen (animales, frutas, juguetes), el tamaño, el color y la forma.

La tarea clasificatoria se realiza de un modo más fácil y organizado si se dispone de cestos, cuencos o platos, encima o dentro de los cuales van colocándose los objetos que deben agruparse.

También puede hacerse sobre cartulina o simples hojas de papel en las que, si es necesario, se puede trazar un pequeño dibujo que sirva de referencia sobre los objetos que deben colocarse encima, como puede ser un arbolito, un coche, un muñeco, una forma geométrica o unas manchas de color. Esta ayuda se retirará pronto para que el niño recuerde mentalmente las órdenes verbales.

Los objetos más útiles para realizar este tarea en el trabajo de mesa son los bloques lógicos, las fichas, los cubos y esferas de madera o plástico, las colecciones de animalitos domésticos de plástico o madera, los juguetes pequeños como casas, árboles, coches, muñecos, platos, vasos, tazas, cucharillas. Todo esto permite realizar actividades de clasificación muy variadas. De este modo el alumno comprenderá y sabrá transferir a situaciones diferentes y a la realidad de la vida ordinaria, la capacidad de agrupar o clasificar según un criterio dado. Muchos trabajos que podrá realizar después como adulto en fábricas, almacenes, oficinas, tiendas, hoteles, etc., contienen diversas tareas de selección y clasificación.

Es muy conveniente que la familia colabore incorporando al niño en las diferentes actividades que se realizan en el hogar, entre las que están incluidas muchas de clasificación como son las de recoger la vajilla y los cubiertos, separar los grupos de ropa que se meten en la lavadora, ordenar cuentos y juguetes, vaciar y guardar en su sitio la compra del supermercado, etc. Esta práctica en un ambiente natural es un medio valiosísimo para conseguir la transferencia, la generalización y la consolidación de los aprendizajes que se realizan en el aula.

Es muy importante darse cuenta de que con este tipo de actividades el alumno desarrolla también sus capacidades de orden y de organización, muy útiles en circunstancias variadas de la vida ordinaria. De hecho, conforme van creciendo, es una de sus características personales.

Síndrome de Down: Lectura y escritura Portada - Libro - Fichas
Desarrollado por Proyectae